LA HISTORIA DE UN HOMBRECILLO DE PAPEL

Adaptación de D. José Cañas que a su vez adapta el cuento de D. Fernando Alonso.

Sala de una vivienda de clase media, una niña juega con muchos juguetes impersonales, se aburre tremendamente. Juega con un muñeco articulado, intergaláctico y lejano.
ELENA: … y si al menos tú fueras mi amigo…podríamos … ir al parque, ver una película, jugar al corro, a los tazos, a la pelota, coger la bici, contarte mis cosas…
¡Vaya!, ¡y ahora se te rompe un brazo! ¡ Ya no vas a poder defender la justicia frente a los invasores murciélagos de fuego!
Menos mal que no me ha visto nadie, me dirían que soy una manazas y que tendrían que haberme regalado una muñeca como a las demás niñas y discutirían por ese motivo.
… a mí lo que me gustan no son las muñecas cursis sino que prefiero inventar historias donde yo pueda vivir emocionantes aventuras.
La niña continúa la historia con su juguete manco.
¡ A mí capitán Ojotuerto!… Me encanta jugar inventando historias de misterio, historias de risa o a veces , historias con alguna que otra lágrima…
Pero ¿sabes lo que me gustaría de verdad?, pues de verdad , de verdad , es que papá y mamá jugasen conmigo. ¡Eso sería estupendo…! ¡Pero están siempre tan ocupados!
La niña deja el juguete en la mesa tapado para que no lo vea la madre, hace como que lee un libro.
LA MADRE: Elena, ¿Has terminado de merendar?
ELENA: Sí, mamá. Me lo he comido todo.
LA MADRE: ¡Estupendo! ¿ y estudiaste? Mira que los años pasan y lo que hoy no estudies lo echarás en falta cuando seas mayor.
ELENA: También hice los deberes, mamá: la lengua, las mates y las tablas… y tengo que escribir un cuento, un cuento intergaláctico, y ya tengo al protagonista: el Capitán Ojotuerto.
LA MADRE: ¿Quién?
ELENA:¡Quién va a ser!¡El capitán Ojotuerto!Empieza a destapar al juguete y recuerda el brazo. LA MADRE: ¡Esta niña siempre tan fastidiosa! No se a quién habrás salido. Fíjate en tu madre, siempre tan distinguida…bueno cuando me arreglo no hay quien me iguale. Se mira y se ve con bata y los rulos puestos y en su mano derecha lleva una batidora.
ELENA: Ahora lo que quiero es jugar.
LA MADRE: Yo continuaré con mi tarea. ¡esto no se acaba nunca!
ELENA: Mamá, como el capitán está resfriado, ¿Por qué no haces tú de capitán?
LA MADRE: ¿Qué dices?
ELENA: Anda, si, mami, un ratito, es muy fácil, los rulos te servirán de cápsula refrigerante antipolución…la batidora de espada-láser destripa murciélagos…
LA MADRE: ¡Pero niña! ¡Con la de cosas importantes que tengo que hacer!
ELENA: ¿Qué cosas?
LA MADRE: Déjame y tampoco molestes a papá, ya sabes que no le gusta que lo molesten cuando trabaja en el despacho.
Sale la madre y aparece el padre en mangas de camisa y corbata hablando por un móvil.
PADRE: …no se me olvidará…cuando lo reciba , te lo mando. ¿El partido? Pues claro, ¡Cómo me lo voy a perder! Ven a verlo a casa. Te espero.
ELENA: Papá, ¿terminaste de trabajar en tu despacho?
PADRE: Si, mi vida, ya terminé.
ELENA: Oye papi, ¿a tí qué te parece el capitán Ojotuerto ?
PADRE: ¿Quién?
ELENA: El capitán Ojotuerto…el último juguete que me compraste.
PADRE: Ah, sí… tienes tantos que…pues…es un juguete muy bonito. ¿no?
ELENA: Sí.
PADRE: A mi me hubiera gustado tener uno cuando era niño, además me costó un dineral el juguetito, la estación galáctica, sus naves y sus lanzaderas.
ELENA: ¿Sabes papá?, A veces creo que estoy a bordo de una de estas naves y recorro el Universo de uno al otro lado…¡Fiuuum! Estoy en Marte, ¡Fiuuum! Ahora en Plutón.
PADRE: Vaya, me alegro que te gustara.
ELENA: Papá…¿Quieres ser el capitán Ojotuerto? Yo seré Lema, su compañera espacial. Juntos podríamos explorar planetas.
PADRE: Elena , es que hoy juega mi equipo. ¡la final! Y seguro que va a ganar. ¿Lo vemos juntos con D. Daniel?
ELENA: A mí me gusta jugar al fútbol, pero no me gusta verlo por la tele. Anda papi…¡sólo un ratito!
PADRE: De verdad, Elena, no, no puede ser. Anda, ponte a ver un rato la televisión en tu cuarto.
ELENA: Me aburre la tele.
PADRE: Pues juega con tus juguetes.
ELENA: También me aburren mis juguetes.
PADRE: ¿No acabas de decir que te gusta el capitán …como se llame ?
ELENA: El capitán Ojotuerto sí me gusta pero está… perdido.
D.DANIEL: ¡Hola! ¡Qué hace la niña más guapa de Lora! ¿Va a ver el partido con nosotros?
ELENA: No, prefiero jugar.
D.DANIEL: ¡Yo no he jugado nunca! Los juegos rompen el orden y traen el caos. Lo decía mi padre, D. Servando, todo un sabio y él jamás se equivocaba.
ELENA: ¡ Si es muy divertido! Por unos minutos imaginad que sois murciélagos de fuego.
PADRE Y D.DANIEL: ¿Murciélagos de fuego?
ELENA: Sí, murciélagos de fuego, habitantes de otra galaxia, personajes vampiros de sueños.
D.DANIEL: Pero, ¿Qué dice esta niña? ¿No ha merendado o sufre algún empacho de televisión?
ELENA: No son tan malos aunque parezcan sapos y el capitán Ojotuerto les demostrará que lo mejor de este Universo es la Hermandad de los seres de todas las Galaxias.
D.DANIEL: Mira niña, debes dedicarte a juegos útiles como hacer labores, punto de cruz, bordar sábanas, hacer encaje de bolillo, tejer alfombras y otras actividades por el estilo que es lo que hacía siempre mi abuela. ¡Qué bonito queda en casa todo lo que ella hizo cuando jugaba de niña o de mayor!
ELENA: Pero, ¡ Eso no es jugar!
D. DANIEL: Claro que sí, …como decía mi madre, que en paz descanse : los juegos tienen que ser de provecho, juegos que sirvan para algo.
PADRE: Amigo Daniel, vamos a ver el partido que nos lo perdemos, luego sigues dando buenos consejos a mi querida Elena.
Salen de la escena, coge y suelta juguetes, aburrida. Se escucha una música por la ventana y ve…

ELENA: Ya está otra vez ahí esa misteriosa señora. Viste de colores. No es joven ni vieja…pero es muy guapa…me gustaría hablarle pero mis amigos no quieren, dicen que está loca. Pero a mí sus historias me encantan, y sus palabras me parecen dulces, como caricias de mamá… ¿Qué haré ahora? ¡Ya está! Haré un muñeco de papel con este periódico.
Música mientras recorta y pega, se apaga la luz y cuando se enciende de nuevo…
ELENA: Pero ¿Quién eres tú? ¿De dónde has salido?
HOMBRECILLO: Tú me has creado. ¿No te acuerdas? Me recortaste.
ELENA: Es estupendo, no me importa cómo has llegado hasta aquí, lo importante es que ya no estoy sola y que tengo un amigo. ¿Tú quieres ser mi amigo?
HOMBRECILLO: Claro.
ELENA: ¡Qué bien! Como papá está viendo la tele y mamá está haciendo sus cosas, vamos a bajar a la alameda y cuando te vean mis amigos se van a quedar con la boca abierta. Se dan la mano. ¡Como mola tener un amigo como tú! Música y alameda con bancos.
DAMA DE LAS PALABRAS: Leyendo…”Un día los niños y niñas de todos los rincones del mundo formarán un corro infinito. Y ese día, se desplomarán todos los muros, se anularán las diferencias, el odio y el racismo, la violencia y la injusticia…y todas las demás palabras grises y sucias se perderán por las alcantarillas para que el mar luego, las lave y las transforme en amor y solidaridad, amistad y justicia, paz y libertad…para que nos las devuelva dulcemente en forma de lluvia clara, de ésa que limpia y quita la sed…”
GUARDIA: Buenas tardes, Señora…
DAMA: Buenas tardes, señor guardia.
GUARDIA: Siga, siga leyendo. Yo tengo que hacer mi ronda. No quiero que nadie haga daño a los árboles, ni que pinten los bancos, ni que…son tantas y tantas cosas en una alameda tan grande…Bueno, Señora, que usted lo pase bien.
ANCIANO-1: Pues tú me dirás cómo con esta paga llego a fin de mes.
ANCIANO-2: A todo se hace uno, Rafael. A todo.
ANCIANO-1: Pero tú tienes una buena casa y yo vivo de alquiler.
ANCIANO-2: Toda la vida ahorrando para ella, pero se puede vivir con muy poco.
ANCIANO-1: ¿Con menos? ¿Crees que soy un pajarito?
ANCIANO-2: Hombre, tienes hijos, nietos…
ANCIANO-1: ¡Ay mis hijos! Si para ellos solo soy un estorbo…
ANCIANO-2: ¡No digas eso hombre!
ANCIANO-1: Es verdad, quieren que me vaya con ellos, pero prefiero mi casa … y mi independencia.
ANCIANO-2: Yo también lo prefiero, pero no tengo ese problema, porque no tengo hijos y mucho menos, nietos.
ANCIANO-1: ¿ Y no te desesperas de tanta soledad?
ANCIANO-2: No, porque me siento el abuelo de todos los niños que vienen a la alameda, ellos no lo saben, pero yo les sonrío como si fueran mis propios nietos.
ANCIANO-1: ¡Qué disparate!
ANCIANO-2: Te aseguro que no. En esos pequeños está mi fuerza y mis ganas de vivir.
ANCIANO-1: ¿Los niños?
ANCIANO-2: Sí, ellos, con sus risas, con sus juegos, sin saberlo me la dan.
ANCIANO-1: Pues ahí vienen unos pocos.

ANCIANO-1: ¡Qué bien! Todas las tardes si el tiempo es bueno pasan un rato aquí. ¿Los escuchamos sin que se den cuenta?
ANCIANO-2: De acuerdo. Aparecen un grupo de niños y niñas, son los amigos de Elena.
NIÑA-1: ¡Y cada día peor! ¡Cómo se nota la manía que me tiene!
NIÑO-1: ¿Qué ha pasado esta vez?
NIÑA-1: ¡Que qué ha pasado? Pues… otro cero.
NIÑO-2: ¿No hiciste las actividades?
NIÑA-1: Sí, hice lo de la poesía, y las fichas, y todo…
NIÑA-3: ¿Entonces?
NIÑA-1: Me mandó leer la poesía delante de toda la clase y me dijo que aquello no era poesía sino una ristra de palabras chorizo, sin ritmo…¡Cómo lo odio!
NIÑA-2: ¿De palabras chorizo?
NIÑA-1: Eso dijo… el maestro sí que es un chorizo. Risas de los demás.
NIÑA-3: A mí tampoco me va nada bien. El tutor acaba de llamar a mis padres.
NIÑO-1: ¿Y por qué?
NIÑA-3: Porque me aburre todo lo que me huele a colegio.
NIÑA-2: Pues en la escuela hay cosas muy divertidas.
NIÑA-1: ¿Sí? ¿Cuáles guapa?
NIÑA-2: Pues … las matemáticas, la lengua el cono…¡ un montón!
NIÑA-3: ¿Que las mates son divertidas?
NIÑA-2: ¡Claro! Es como si fueras un detective y con los problemas fueras resolviendo casos muy chulos.
NIÑA-3: ¡No digas tonterías! Eso de las cuentas no sirve para nada, mi madre no fue a la escuela y a ver quién es el guapo o la guapa que la engaña en el mercado?
NIÑA-1: Hablan de guapos y guapas… por ahí vienen los tortolitos de siempre.
NIÑO-2: Fijaos cómo se miran.¡ Qué risa!
NIÑA-1: ¿Por qué es cosa de risa? Me encantaría que alguien se enamorara de mí. Eso sí que es güai y no el cole. Mirando al NIÑO-2. Los enamorados entran sin dejar de mirarse.
TODOS: ¡Uuuuuy!
NOVIO: Y tendremos once hijos.
NOVIA: ¿Pero qué dices? ¿Tú sabes lo que cuesta alimentar a once hijos?
NOVIO: Pues, entonces…tres.
NOVIA: Eso ya es otra cosa. Tú me ayudarás ¿verdad?
NOVIO: Claro, yo los domingos haré en casa la tortilla de gambas ¡Me encanta!
NOVIA: ¿Sólo eso?
NOVIO:Y retiraré los platos de la mesa, pero las servilletas no:me dan un poco de asco.
NOVIA: ¿Sólo eso?
NOVIO: y para nuestros hijos cantaré nanas los días de fiesta.
NOVIA: ¿Sólo eso? Aparece de repente una pareja de deportistas. Se preocupan de su estética.
EL DEPORTISTA: Y con esta ya van diez. Dejan de correr pero no paran de moverse.
LA DEPORTISTA: ¿Estas seguro, Carlos?
EL DEPORTISTA: Por supuesto , Tatina, diez vueltas.
LA DEPORTISTA: Ten en cuenta, cariño, que no debemos equivocarnos.
EL DEPORTISTA: Te aseguro que llevo bien la cuenta.
LA DEPORTISTA: También dijiste eso el otro día y en lugar de dar veinticinco vueltas, dimos sólo veinticuatro.
EL DEPORTISTA: Pero si yo…
LA DEPORTISTA: ¡Calla! A lo mejor envejecemos uno o dos días, ¡No! ¡A correr!
EL DEPORTISTA: Mujer, si se nos pasa una vuelta , haremos cinco veces el pino y doscientas flexiones…equivalen a una vuelta ¿no?
LA DEPORTISTA: Está bien , ¿seguimos?
EL DEPORTISTA:Si quieres descansamos y hacemos amistades entre esta buena gente.
LA DEPORTISTA: ¡Carlos , no tenemos necesidad de hacer amigos!
EL DEPORTISTA: Pero…
LA DEPORTISTA: Si quieres un cuerpo perfecto tienes que renunciar a los amigos, pues, estos te llevan a comidas en el campo, pasteles por la tarde, a trasnochar…
EL DEPORTISTA: Pero mujer…también necesitamos relacionarnos.
LA DEPORTISTA: ¿Con esos sacos de manteca? ¿Con esa carne fofa con ojos?
EL DEPORTISTA: Pero Tatina, son personas como nosotros.
LA DEPORTISTA: Como tú tal vez, porque yo soy perfecta. Yo no me mezclo con esa gente, si no quieres ser como ellos sígueme. Resignado la sigue y aparece por la derecha Elena
ELENA: ¡Hola amigos!
NIÑA-4: Pero, ¡Qué es eso!
ELENA: Pues… Un hombrecillo… Un hombrecillo de papel…
NIÑA 1: ¿Pero qué dices?
ELENA: Miradlo, pero tened cuidado, es bastante frágil.
Todos rodean al hombrecillo, incluso los ancianos, la Dama de las palabras observa desde la distancia.
NIÑO-1: ¿Y cómo, cuándo, de qué manera?
ELENA: Pues no lo sé muy bien, lo recorté , lo deseé con fuerza y apareció, aquí está.
NIÑA-2: Es muy guapo.
NIÑ0-3: Pues yo lo veo un poco soso. Parece un regalo barato envuelto en periódico.
NIÑO-2. A mí me parece una momia antigua, ¡la momia de Tután- Papel!
ELENA: ¡Dejad en paz a mi amigo! ¡Él no se ha metido con vosotros!
NIÑO-3: ¡Sólo era una broma!
NIÑA-2: Le daré un beso, me parece un tipo genial.¡ Bienvenido!
NIÑA-1: ¿Qué os parece si le enseñamos la poesía (canción) de nuestra pandilla?
ELENA: ¡Estupendo! Con aspavientos al modo de presentadora de Oscar. Dedicamos a nuestro amigo de papel, la poesía (canción) de la amistad, a él ya se la he enseñado:

Soy un amigo como ves

que a su vez tiene un amigo;

la amistad es lo primero,

más que el oro, más que el brillo.

Ya no hay miedo ni temor

ni en invierno tendrás frío;

un amigo es lo mejor

para construir destinos.

Jugaremos en el parque,

en el parque de la paz,

uniremos nuestras manos…

Juntas, juntas…¡ y a soñar!

Eres alto, eres bajo,

Muy, muy rubio o moreno;

eres chico o eres chica:

para mi, un compañero.

Sólo entiendo de cariño,

Sólo entiendo yo de juegos;

a mi lado, una persona,

Un latido con mil sueños.

Estribillo

Si estás triste o lloroso,

si un mal día has tenido,

en el hueco de mis manos

para tí existe un nido.

Yo te curaré las alas,

para tí, pan y abrigo.

Eres parte de mis pasos,

Nada menos que mi amigo.

Estribillo.

Y si un día nos marchamos

cada cual por su camino

irás siempre a mi lado,

como ahora, siendo niños.

Porque no quiero perderte,

porque con tus risas vivo,

Porque tú eres ya mi sombra

porque tú eres hoy mi amigo.

Estribillo.

NIÑA-4: ¿Te gustó?
HOMBRECILLO: Mucho.
NIÑO-1: ¿Qué tal si jugamos ahora al escondite?
TODOS: ¡Vale!
HOMBRECILLO: Yo no sé jugar.
NIÑO-3: Uno se queda y cuenta hasta veinte mientras los demás se esconden. Entonces el que se queda tiene que encontrar a alguno de los que se han escondido.¿Entiendes?
HOMBRECILLO: Sí , entiendo.
NIÑO-2: Pues venga, me quedo. Escondeos que empiezo a contar.
ANCIANO-1: ¡Qué gente tan rara hoy por el mundo…un hombre de papel!
ANCIANO-2: Los niños y jóvenes lo que quieren es ser distintos.
ANCIANO-1: No sabemos lo que pretende, igual es un anuncio. Hoy lo que importa es vender, vender y vender, sacarles el dinero a todos.
NOVIO: ¡Qué te pareció?
NOVIA: ¿El qué?
NOVIO: Pues qué va a ser ,lo del tipo ese de papel, ¿no te ha impresionado?
NOVIA: ¡Es magnífico!, pues si tuviéramos hijos de papel no me importaría que fueran once, pues ,después de jugar, y para dormir, los recogeríamos en un cajón…
NOVIO: ¡Mujer!
NOVIA: ¡Lo que nos ahorraríamos en guarderías , en ropas, en comidas…!
NOVIO: ¡Pero yo quiero niños de verdad, que lloren y pateleen, que se manchen, que suden…!
NOVIA: ¡Pues tenlos tú, guapo!
NOVIO: Pero, cariño…
Aparecen en escena los deportistas, ella tan fresca, el algo cansado.
EL DEPORTISTA: …Y doce. Ya falta menos.
LA DEPORTISTA: ¡Mientes Carlos! Sólo llevamos once vueltas ¿Crees que soy tonta?
EL DEPORTISTA: No mujer, yo creía…
LA DEPORTISTA: Yo creía, yo creía… cuando seas un sapo barrigón y yo esté como ahora te arrepentirás y ya no tendrá remedio.
EL DEPORTISTA: Yo…
LA DEPORTISTA: A callar. Y sigue corriendo que aún no estamos en la mitad del recorrido. Salen de la escena y entran los niños. Elena de la mano del hombrecillo, inseparables.
ELENA.: ¿Te gustó el juego?
HOMBRECILLO: Sí, mucho.
NIÑO-2: ¿Tú sabes otros juegos?
HOMBRECILLO: No, lo siento.
ELENA: Él no sabe , pero nosotros le enseñaremos.
TODOS: ¡Claro!

NIÑO-1: ¿Entonces qué cosas sabes tú?
HOMBRECILLO: Yo sé noticias. Estoy lleno de noticias.
NIÑA-2: ¡Humm, noticias! ¡Con lo que me gustan a mí los chismes y esas cosas!
NIÑO-1: ¡Chismosa!
NIÑA-2: ¡Qué tonto eres! Mimosa hacia el hombrecillo. Anda… ¿Por qué no nos cuentas alguna? Las más interesantes ¿Vale?
HOMBRECILLO: Bueno:
-Chico joven muere por una sobredosis de heroina esta madrugada.
-Integristas argelinos asesinan cuatro familias enteras al norte de Argel.
-Unos 200 niños viven sin familia en descampados de los suburbios de Barcelona.
-Una bomba de ETA asesina a una mujer embarazada.
Los niños cambian el semblante alegre por otro más triste.
NIÑA-3: ¡Vaya con tu amigo! ¡Sus historias me dan ganas de llorar!
NIÑA-4: Y a mí.
NIÑO-1: A mí también.
ELENA: ¿Sólo conoces esas noticias?
HOMBRECILLO: Con esas historias me alimentan. Son noticias frescas, del día.
ELENA: Pues no me gustan, yo pensaba que eras como nosotros, alegre y divertido.
NIÑA-1: Bueno chicos …me tengo que ir.
NIÑA-2: Yo también. Es un poco tarde.
NIÑO-3: ¡Anda!, Aún no he hecho los deberes. Me voy.
NIÑA-4: ¿Te vienes, Elena?
ELENA: Pues…sí, mamá estará a punto de acabar sus tareas y el partido de fútbol estará a punto de acabar. Hasta mañana Hombrecillo, no puedes venir, tengo que preparar a mis padres poco a poco, si te ven de pronto les da un infarto.
Todos abandonan poco a poco la escena, los deportistas de ves en cuando aparecen por el patio de butacas, sólo quedan en la escena el hombrecillo y la Dama de las Palabras.
DAMA: Estás triste ,¿verdad?
HOMBRECILLO: Sí, mis palabras hacen llorar a los niños…odio estas palabras.
DAMA: Las palabras no son las que hacen llorar ; son las personas las que no saben respetar a los demás.
HOMBRECILLO: ¿Respetar? ¿Qué es respetar?
DAMA: Aceptarte como eres, no por lo que aparentas o por lo que tienes.
HOMBRECILLO: ¿Tú me aceptas como soy?
DAMA: Claro que sí.
HOMBRECILLO: ¿Un hombrecillo de papel lleno de historias tristes?
DAMA: ¿Quieres que las borre?
HOMBRECILLO: ¡Sí! ¡Puedes hacerlo! ¿Y podré jugar con los niños sin ponerlos tristes?
DAMA: Es fácil, la fuente está cerca y con un poco de agua clara no quedará ni rastro, y podrás jugar con los niños sin ponerlos tristes.
GUARDIA: ¡Vaya! Esto parece carnaval. Cada día la gente es más rara. Mientras no se metan con nadie, ni estropeen la alameda, por mí como si se disfrazan de Superman.
EL DEPORTISTA: Pero Tatina, mi vida, que no puedo más.
LA DEPORTISTA: ¿Con quién me he casado? ¿Con una sardina arenque? ¡A correr!
La luz se apaga y se cambia el traje por un vestido de papel blanco. Se enciende de nuevo la luz.
DAMA. ¡Ahora sí que estás radiante! Entra Elena y se asombra al verle tan blanco.
ELENA: Mi querido amigo, ¿Eres tú realmente? No podía dejarte abandonado. ¿Quién te ha puesto así? ¿Usted?
DAMA: Sí, tu amigo no quería veros sufrir con sus historias.
ELENA: ¿Estás contento?. Pero dime algo, ¿no puedes hablar? Lo intente pero no puede.¡Oh no! Ha perdido la voz, se ha quedado vacío.
DAMA: Se ha quedado sin palabras, debí calcularlo.
ELENA: No te preocupes, no temas. Si quieres, yo seré tu voz, tus palabras. Te quiero mucho.
DAMA: No te preocupes, en primavera los amaneceres son mágicos y llenan todo de palabras y colores.
ELENA: Me quedaré hasta mañana para ver si le ocurre a mi amigo.
DAMA: Tus padres se asustarán mucho si descubren que no estás en casa.
ELENA. A mis padres no les importo mucho.
DAMA: ¡Eso no es cierto! Cada persona tiene una forma diferente de manifestar su cariño. Ellos quieren lo mejor para tí.
ELENA: Nunca juegan conmigo.
DAMA: Porque a los mayores las preocupaciones nos llenan el corazón y tenemos estos descuidos, se nos olvida lo maravilloso que es jugar.
ELENA: ¿Quién le enseño todas estas cosas?
DAMA: Las aprendí en los libros.
ELENA: ¿Libros de magia?
DAMA. No, en todos y cada uno de los libros, pues son como las cajas de música, que tienes que abrirlas para beber y vivir su música, sus palabras, y así hacerlas tuyas. Y ahora vete a casa.
ELENA: ¿Y mi amigo?
DAMA: Me quedaré con él toda la noche, a casa tranquila y , hasta mañana.
ELENA: Hasta mañana, señora…hasta mañana Hombrecillo…
Queda dormido sobre el hombro de la Dama. Se apaga la luz y música. Elena y amigos observan amanecer.
NIÑO-2: ¿Ves? Es la loca de los cuentos.
ELENA: Nada de loca, es sabia, pues, lee mucho y sabe mucho.
NIÑA-2: Hay gente que se vuelve loca de tanto leer. Fijaos el caso de Don Quijote.
ELENA: Ella no, es estupenda. Y hará que el Hombrecillo vuelva a hablar de nuevo.
NIÑO-1: Ya lo veremos.
NIÑO-2: Anda que si después de habernos levantado tan temprano no ocurre nada…
NIÑA-3: Será lo más probable.
NIÑO-3: Como se den cuenta que me he salido, me castigan para toda mi vida.
ELENA: Venid, los llamaremos. ¡Señora! ¡ Va a amanecer!
DAMA: ¿Eh? Perdona, Elena. Nos hemos quedado dormidos…¡Hola niños!
TODOS: ¡Hola!
DAMA: Hable con tu amigo sobre las palabras, el valor de la risa, el placer de los colores, sobre los buenos amigos… y lo entendió todo.
ELENA: ¡Qué bien te veo! Hemos salido de casa sin hacer ruido para acompañarte.
DAMA: Ahora que amanece nos cogemos las manos…Juntos será más fácil.
Música, a ser posible la canción del amanecer. Cuando termina se destapa el hombrecillo y colores y palabras bellas.
ELENA: ¿Qué os dije? ¿No era una señora extraordinaria?

NIÑA-3: Sí que lo es… Yo nunca lo dudé.
NIÑO-2: Ni yo.
ELENA: Abrazando al Hombrecillo y a la Dama. Gracias, gracias por ayudar a mi amigo.
HOMBRECILLO: Yo también quiero daros las gracias. Ahora que estoy lleno de palabras hermosas, deseo ser como la Dama, regalar historias, sembrar de buenas noticias el corazón de todos los que estén a mi lado.
Van apareciendo todos los personajes mientras el Hombrecillo habla.
DAMA: Mira bien lo que dices: hoy poca gente se para a escuchar una historia o a conversar un ratito…te lo digo por experiencia.
HOMBRECILLO: No me importa. Esperaré sentado en un banco de esta alameda…
…Esperaré la llamada de Elena, de cualquier Elena y cualquier persona que se sienta sola. ¿Sabéis? La soledad también es gris, como las noticias de un periódico, y hay que pintarla como me habéis pintado, con montones de sonrisas amigas, con los colores que nacen de los ojos, de las mejillas, de la piel de los amigos.
Entran en escena los padres de Elena, preocupados.
PADRE: Pero ¿qué hacéis aquí? ¿Sabéis lo que habéis montado ? ¡ Todos los padres buscando por Lora!
DAMA: Señores, no se preocupen, a su hija se le ha perdido un amigo y lo acaba de recuperar.
ELENA: El mejor de los amigos.
TODOS LOS NIÑOS: ¡Eso! ¡Sí!
ANCIANO-2: Un amigo es lo mejor para la soledad.
ANCIANO-1: Un amigo tan bueno como este gran amigo mío.
NOVIA: Un amigo que ayudará a su hija.
NOVIO: Y que ojalá conozcan algún día los míos para que aprendan a compartir y a colaborar.
LA DEPORTISTA: Un amigo que es mejor que correr un maratón.
EL DEPORTISTA: Así es Tatina querida.
GUARDIA: Un amigo que no desentona con la alameda, pues va con el color de los árboles.
DAMA: Y que nos ha hecho sacar y regalar lo mejor que llevamos dentro: el cariño por el otro, el que está al lado, ése a quien nunca nos paramos a escuchar.
HOMBRECILLO: ¿Qué tal si jugamos todos un buen rato?
PADRE: Nosotros también?
ELENA: ¡Claro que sí, papá!
PADRE: ¿Por qué no?
Todos hacen un corro grande y suena la canción final, cantada por todos los protagonistas de esta historia. Al finalizar la canción, entre risas y abrazos cae lentamente el telón.

Lora del Río a 5 de Mayo de 2.001

X JORNADAS DE TEATRO Alumnos de 2º Nivel de Primaria
Lora del Río C.P. VIRGEN DE LOS REYES
(Sevilla) Lora del Río (Sevilla)

FICHA TÉCNICA

Título: LA HISTORIA DE UN HOMBRECILLO DE PAPEL.

Autor: El maestro tutor D. José María Rodríguez Sorroche adapta la “adaptación de
D. José Cañas” del cuento de D. Fernando Alonso.

Fecha del inicio de los ensayos: 9 de Mayo de 2.001.
“ “Estreno: Día: 20 a partir de las 21 horas. Escenario: Club Natación Axatiana.
“ “Reestreno: Día: 25 a partir de las 22 Horas. Escenario: Escuelas Nuevas.
Elenco:
ELENA: Elena Carmona Quirós.
LA MADRE: Marina Alcántara Rosa.
EL PADRE: David García O Kean.
D. DANIEL: Daniel Algarrada Gordillo.
EL HOMBRECILLO DE PAPEL: Juan José Cuevas González.
DAMA DE LAS PALABRAS: Noelia García Buzón.
GUARDIA: Javier Gutiérrez López.
ANCIANO-1: Adrián Oliver Hierro.
ANCIANO-2: Daniel Algarrada Gordillo.
NIÑA-1: Marta Arrebola García.
NIÑA-2: Almudena Martínez Rueda.
NIÑA-3: Elena Nieto Carmona.
NIÑA-4: Ana Isabel Núñez Macías.
NIÑO-1: Rafael Madero Noguero.
NIÑO-2: Alfonso García Castillo.
NIÑO-3: José Miguel Madero Noguero.
EL DEPORTISTA: Antonio Manuel Lopera Fernández.
LA DEPORTISTA: Eva García Díaz.
NOVIO: José María Naranjo Ávila.
NOVIA: Alexandra Nogales Moreno.

Maquillaje y vestuario (figurinistas) : Las madres respectivas.
Atrezzo: Batidora, teléfono inalámbrico, tijeras, cola, periódico, juguetes espaciales, lote de libros, bolso con vaso, mochilas, libros o cuadernos y linternas.
Utilería: Mesa, dos sillas y tres bancos para la alameda.
Música: Fragmentos de las Cuatro Estaciones de Antonio Vivaldi.
Equipo de Escenografía y Decorado: Rafael Sosa Linares, Marcos Vargas Cantillo, Lydia Barrientos Miñano, Álvaro Tomán García y Rubén Toro Lora .
Equipo de Iluminación y Sonido: Manuel Hipona García.
Narrador: Sergio Carrasco Camacho.
Apuntador y Coordinador: El maestro tutor.

Lora del Río a 25 de Junio de 2.001

C.P. Virgen de los Reyes Curso: 01-02

Lora del Río 3º de Primaria.
(Sevilla) Tutor: D. José María Rodríguez Sorroche.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s