EL SECRETO DE LAS FLORES

Escenario: Las afueras de un castillo. Las flores están en el centro de la escena, los reyes en el centro y las rodean árboles, entre ellos el árbol sabio.

(Sale el presentador o la presentadora)
Presentador(a): Esta historia ocurrió hace mucho tiempo en los jardines de un inmenso castillo, allí también vivían niños como vosotros, eran príncipes, princesas e hijos e hijas de los nobles y, por las tardes, salían a los jardines para jugar y divertirse. Así fue como descubrieron el secreto que las flores escondían. Pero, mejor será que lo veáis vosotros.
Entran por un lado los niños corriendo y juegan y cantan la canción “A la orilla del agua”. De repente María, asombrada, mira las flores y exclama:
María: ¡Oh, mirad, qué tristes están las flores!
Sofía: No, pequeña María, no están tristes.
María: ¿No?. Entonces, ¿qué les pasa?
Sofía: Parecen cansadas.
Ernesto: Yo diría que están agotadas.
Marcos: ¿Por qué iban a estar agotadas, si siempre están en el mismo sitio igual que los árboles?
Ernesto: ¡Eso es lo que todo el mundo se cree!, pero por la noche, ellas bailan y juegan a ser los reyes, los nobles y los soldados de la corte.
María: ¿Siii?, ¿Tú las has visto alguna vez?
Ernesto: Pues …, yo…, pues…
Sofía: Di, ¿las has visto? ¿sí o no?
Ernesto: Pues…, no, nunca las he visto…, porque todo ocurre después de las doce de la noche y a esa hora ya estoy en la cama. ¡Pero las he escuchado reír y charlar!
Marcos: Pues, ahora que lo dices, yo, algunas noches, he escuchado una música lejana que venía del exterior del castillo.
María: ¿Tú que crees, Sofía?
Sofía: Yo, hasta que no lo vea no lo creo.
Ernesto: ¿Qué os parece si esta noche salimos a escondidas del castillo y las espiamos?
Marcos: ¡Buena idea! ¿Os apuntáis?
Sofía y María se miran y hacen un gesto de asentimiento.
Sofía: De acuerdo, iremos con vosotros.
Ernesto: Pero no se lo digáis a nadie.
María: No te preocupes, y si de verdad las flores tienen vida, será nuestro secreto.
Por detrás aparece el Jefe de la Casa Real con expresión malhumorado, y se dirige hacia los niños.
Jefe de la Casa Real: ¿Se puede saber qué hacéis aquí? Son casi las 8:00 de la tarde y deberíais estar estudiando.
Marcos: Estábamos jugando, señor.
Jefe de la Casa Real: ¡Ya no es hora de juegos! ¡Id al castillo y haced vuestros deberes!
Ernesto: Bueno, jugando y estudiando…
Sofía: Sí, señor, estábamos observando las flores que esta mañana hemos estudiado en la unidad de Conocimiento del Medio.
María: Eso, eso, señor, estábamos repasando la lección.

Jefe de la Casa Real: No quiero excusas. ¡Al castillo inmediatamente!
Los niños enfadados salen de la escena. El Jefe de la Casa Real se queda solo delante de las flores.
Jefe de la Casa Real: Estos niños por poco descubren mi tesoro. Entre las flores tengo escondidas las coronas, espadas, y joyas que he estado robando desde que entré al servicio de los nobles. (Busca entre las flores y recoge algunas piezas). ¡Ja, ja, ja!, ¡Aquí están!
En el castillo nadie sospecha de mí y poco a poco me estoy haciendo con una fortuna. Dentro de poco me marcharé y seré rico, ¡ja, ja, ja!. (Guarda de nuevo las piezas entre las flores) Bien, florecillas, guardad mi tesoro, esta noche volveré con más. ¡Seré rico!, ¡Seré rico!
Sale de la escena.
Música: El vals de las flores” (Tchaikovsky)
Las flores comienzan a despertarse con sus correspondientes bostezos. Se colocan las joyas que tienen junto a ellas y se incorporan lentamente. Todos pasearán o bailarán por el escenario al compás de la música. La Flor-rey, la Flor-reina, Flor-príncipe y la Flor –princesa estarán en el centro de la escena con las coronas de rey, reina, princesa y príncipe.
Flor-rey: ¿Habéis oído lo que ha dicho el Jefe de la Casa Real?
Flor-reina: ¡Pues claro que lo hemos oído!
Flor–príncipe: Por lo visto, las coronas, los collares y las espadas que nos ha traído y que tan generosamente le hemos pagado con nuestra fragancia, nuestra leña, nuestra madera y nuestros frutos, ahora resulta que no son para nosotras. Para colmo, son producto de un robo que les ha hecho a los nobles y a los soldados del castillo, y lo que pretende ahora es escapar con ellas.
Flor-rey: ¿Tú qué crees Arbol-sabio?
Arbol-sabio: En mi larga vida he presenciado desagradecidos de todo tipo, pero esto no debe desanimaros. Voy a contaros la historia de un rey llamado Felipe que vivió en ese castillo cuando yo era aún un árbol joven.
Una mañana el rey Felipe salió a dar un paseo rodeado de su corte. Llevaba un rato andando, cuando encontró a un anciano campesino que plantaba aquel pino.
El rey se detuvo y le dijo:
– Buenos días. Plantas ese pino y no sabes quiénes comerán sus piñones, trabajarán su madera o se calentarán con sus ramas, pues necesita muchos años para madurar y tu vida se acerca a tu término.
El anciano le miró bondadosamente y dijo:
– Señor. Otros plantaron los productos que ahora comemos y disfrutamos; yo planto ahora para que coman y disfruten los que vienen.
El rey quedó asombrado por tanta generosidad y regaló al anciano 100 monedas de plata. Al recibir las monedas siguió diciéndole señalándolas:
– Señor. ¿ ha visto qué pronto ha dado fruto el pino?
Flor-príncipe: ¡Que educativas son todas tus historias!
Flor-princesa: ( Se le cae un pétalo que le tapaba la boca y comenzará a hablar). Dices educativas y dices bien, el que educa habla y el que habla yerra, por eso puede molestar y me lleva a mí a ser flor de pocas palabras, porque el silencio es oro y aunque no es oro todo lo que reluce, muchos se arrepienten de hablar pero no de callar…

Flor-rey: (Tapándole la boca con un pétalo) Llevas razón hija, te comprendemos perfectamente.
Flor-Maricruz: Sí Árbol-sabio, son historias muy didácticas y encantadoras, (diriguiéndose a todos). Pero no nos afectará el comportamiento de ese tipo, seguiremos cultivando la generosidad con todo el que pasa por nuestro bosque.
Flor-Miriam: Pero, duele mucho lo inocentes que hemos sido al creer que era un regalo.
Flor-Marta: El Jefe de la Casa Real nos ha demostrado ser un malvado.
Flor-Maricruz: Yo creo que lo peor que tiene es ser un ladrón hipócrita, pues se hace muy bien pasar por lo que no es.

Flor-rey: Sí, seguramente, pero esto lo tenemos que arreglar de alguna forma.
Flor-reina: ¿Pero cómo? ¿A alguien se le ocurre algo?
Flor-príncipe: Yo tengo una idea.
Flor-princesa: (Cae el pétalo de su boca). Las ideas son bien recibidas de donde vengan, pues indican que se piensa, el que piensa razona, y el que razona demuestra tener vida, la vida la tienen los seres vivos, los seres vivos realizan las funciones vitales de nutrición , relación y reproducción; las flores somos seres vivos , las personas también…
Flor-reina: (Tapándole la boca con el pétalo). Sí, hija, pero escucha tú ahora un poco.
Flor-Marta: Eso, ¿De qué se trata?
Flor-príncipe: Tiene que ver con los niños que sospechan de nuestro secreto.
Flor-Maricruz: ¡No podemos dejar que nos descubran!
Flor-príncipe: Yo confío en ellos, y estoy seguro que si nos descubren no se lo dirán a nadie.
Flor- Miriam: ¿Estás seguro?
Flor-príncipe: Sí, lo estoy. Escuchad: mi idea consiste en que cuando los niños vengan a espiarnos de noche, le daremos una lección al ladrón; así, le descubrirán junto al escondrijo de su botín.
Flor-rey: Buena idea, hijo, y ¿en qué consistirá la lección?
Flor-príncipe: (Riendo) Pues…, en una lección de Conocimiento del Medio. Acercaos a mí que os lo cuento.
Las flores forman un corro y cuchichean mientras giran lentamente.
Música: Continuación del “Vals de las Flores”. Las flores vuelven a su posición inicial. El presentador se dirige al público.
Presentador: ¿Queréis saber qué han tramado las flores, verdad? Lo sabréis en la siguiente escena.
Música: “El aprendiz de brujo” (P. Dukas)
Las flores se colocan las joyas: coronas, collares, diademas, espadas, sortijas, etc. El Jefe de la Casa Real se acerca lentamente con más joyas y se dispone a esconderlas entre las flores. Baja el volumen de la música hasta que no se escucha.
Jefe de la Casa Real: (Riendo). Ya tengo el collar de perlas de la reina. Ahora lo voy a esconder junto a las demás joyas y así iré completando mi tesoro, ¡ja, ja, ja! (Se dispone a guardar las joyas entre las flores y descubre que no están) ¡¡¿Pero qué es esto?!!, ¡¡¿Dónde está mi tesoro?!! ( lo busca por todas partes) ¡Esto no puede ser! ¿Y mis joyas? ¿Dónde están mis joyas?, ¿Cómo es posible que no estén aquí?
Flor-rey: ¡Detente ladronzuelo!, ¡Arrodíllate ante el tallo del rey!
Jefe de la Casa Real: Pero… ¿Quién ha dicho esto?
Flor-rey: ¡Yo, el rey!

Jefe de la Casa Real: (Asombrado) ¿Pero qué ven mis ojos?, ¡una flor que habla y lleva puesta la corona de rey!
Flor-reina: Entrégame ahora mismo el collar de perlas!, ¡Te lo ordena la reina!
Jefe de la Casa Real: ¡Debo estar soñando!, ¡Veo a las flores comportarse como personas!
Flor-príncipe: No somos flores, ¡Somos los fantasmas de la corte!
Flor-Marta: ¡Suelta ahora mismo el collar de perlas de la reina!
Flor-Miriam: ¡Te hemos descubierto, ladrón!
Jefe de la Casa Real: ¡¡No!!, ¡No os daré nada!, ¡Todo lo que lleváis puesto es mío!
Flor-príncipe: ¿Quiéres que te convirtamos en un fantasma?
Jefe de la Casa Real: ¡No, lo que quiero es que me devolváis mi tesoro!
Flor-Maricruz: ¡Eso ni hablar!. Ha llegado el momento de desenmascararte.
Flor-rey: ¡Vamos! ¡Entrégale el collar a la Flor-reina ahora mismo si no quieres que mis soldados te apresen!
El Jefe de la Casa Real, resignado, entrega el collar a la Flor-reina; esta se lo coloca presumiendo.
Jefe de la Casa Real: Tome,… majestad. (con ironía)
Flor-Marta: Bien, pues ahora te tenemos preparada otra sorpresa.
Jefe de la Casa Real: ¿Otra?
Flor-reina: ¡Sí, ahora verás!
Flor-princesa: (De nuevo cae el pétalo) ¡Sorpresa! Dices sorpresa y dices bien, una sorpresa, si le añades un cero serían 10 sorpresas y si son dos ceros, serían 100, si son tres ceros serían 1.000 y cuatro ceros, 10.000; ya serían muchas sorpresas, mejor que sea una y se escriba con mayúscula…
Flor-príncipe: (De nuevo tapa la boca). Gracias hermana, y ahora, ¡Preparémonos todos para la sorpresa!
Flor-Miriam: ¡Niños, salid! ¡Sabemos que estáis escondidos!
(Los niños entran en escena)
Flor-príncipe: ¿Lo habéis visto todo, verdad chicos?
Marcos: ¡Sí, estábamos escondidos!
María: ¡Queríamos conocer vuestro secreto!
Sofía: ¡Y estamos totalmente asombrados que después de lo que vosotros le habéis dado a él, a sus padres, abuelos y demás antecesores, aún sea tan egoísta.
Ernesto: ¡Es más de lo que me imaginaba!
Jefe de la Casa Real: Pero… vosotros, ¿qué hacéis levantados a estas horas?
Sofía y María: ¡Tú ya no puedes reñirnos!, ¡Eres un impostor!
Marcos y Ernesto: ¡Te hemos descubierto!
Marcos: Lo que más me duele a mí, es que seas un desagradecido con la naturaleza, con lo generosa que ella es con todos.
Sofía: Sería interesante pedirle al Árbol-sabio lo que piensa de esta mezquina actitud.
María: Llevas razón, a ver Árbol-sabio, ¿qué crees tú de esta actitud?
Árbol-sabio: Recurrís a mí y veo oportuno resumiros cómo en un cuento anglosajón se narra la historia de un niño y un árbol. Cómo el niño se va haciendo mayor y va pidiendo al árbol cada vez más cosas: que sea un columpio, que dé frutas, madera para hacer su casa, sombra… El árbol es siempre feliz de poder dar cosas al niño, que va creciendo, mientras él va mermando. Al final el árbol queda reducido a un tronco

bajito, talado, el niño es ya un anciano y se muere sentado en el tronco… Y el árbol es feliz de servirle de último asiento, aunque ya no pueda crecer ni reproducirse más.
Sofía: Gracias, espero que lo hayas entendido y cambies tu actitud.
Flor-príncipe: Pero ¿qué tiene de bueno este hombre?
Árbol-sabio: Todos tenemos algo bueno y todos podemos mejorar.
Jefe de la Casa Real: Yo… (Arrepentido) ¡Sólo quería hacerme rico!
Marcos: ¡Sí, rico, pero a costa de los demás!
Árbol-sabio: Si alguien se hace rico debe ser a costa del trabajo, aunque sabiendo que la riqueza no da ella sola la felicidad.
Flor-rey: La felicidad, como ya sabemos, la da la familia, los amigos y los demás.
Flor-Marta: ¿De qué te serviría a ti tanto dinero si no te iba a poder ver nadie?,
Flor-Miriam: Nadie te querría y estarías sólo.
Flor-Maricruz: La conciencia te remordiría y no te dejaría dormir.
Marcos: ¿Y después de esta vida? ¿Qué esperarías?
Jefe de la Casa Real: Estoy arrepentido, os pido disculpas. ¡Perdonadme, por favor…!
Sofía: Te perdonamos pero con una condición.
Jefe de la Casa Real: ¿Cuál?
Sofía: Que vayáis al castillo y le contéis a nuestros padres vuestro engaño.
Todos: ¡Eso,eso!
Flor-príncipe: Si no lo haces, los fantasmas del castillo te perseguirán allá donde vayas.

Jefe de la Casa Real: ¡Está bien, lo haré!
Ernesto: Pero antes, tienes que prometernos algo, ¿Te imaginas qué?
Jefe de la Casa Real: Si, claro, prometo que no volveré a robar, que seré generoso con la naturaleza y trataré bien a los niños
Flor-reina: Flores, ¡Entregad las joyas robadas!
Flor-princesa: (Vuelve a caer el pétalo) Robar es de ladrones, todos hemos oído las enseñanzas del Árbol-sabio, todas entregaremos las joyas porque somos honradas y la honra es patrimonio del alma y el alma solo es de Dios, Dios está con todos y nos ayuda y da la boca para hablar; y hablando se entiende la gente, si no hablo yo es que sería flor-muda, y quien muda Dios le ayuda… (Flor-Miriam tapa su boca)
Árbol-sabio: Querida Flor- princesa, debes saber que una acción vale más que mil palabras y que las buenas obras, son las buenas razones. Por eso y porque todos te queremos mucho, te pido que sepas que hay que hablar, pero después de pensar y contestar dejando a su vez que el otro pueda manifestar sus ideas.
Flor-Marta: Todas queremos que cambies y así poder jugar contigo cantando nuestras canciones.
Flor-Maricruz: Demuéstralo guardando silencio cuando te retire el pétalo de tu boca. (Retira el pétalo y por primera vez no habla)
Todos: ¡¡Bien!!
Flor-princesa: Me habéis hecho ver el error, me morderé la lengua si es preciso pero atenderé vuestra unánime petición; ahora nos quitaremos las joyas.
Todas las flores: Aquí están, aunque es una pena, ¡con lo elegantes que estamos!
Marcos: ¡Esperad, tengo una idea!: que las flores se queden con las joyas y así podrán seguir sus juegos, ¡en el castillo hay muchas!
Flores: ¡Oh, sí, sí, gracias!

Ernesto: María, Sofía, Marcos, tenemos que irnos, si no mañana estaremos demasiado cansados.
María: Sí, y si nuestros padres se dan cuenta, descubrirán nuestro secreto.
Flor-rey: Acompañad al Jefe de la Casa Real y aseguraros que confiese.
Marcos: Mañana volveremos de nuevo.
Sofía: Sí, pero ya no hará falta volver de noche, ¿verdad flores?
Flores: ¡Claro, podréis venir cuando queráis!
Flor-príncipe: Con vosotros nuestro secreto está seguro.
Niños y niñas: ¡Adios, hasta mañana! ( Se van rodeando al Jefe de la Casa Real)
Flores: ¡Adiós! (Las flores se duermen)
Presentador(a): Supongo que querréis saber lo que pasó con el Jefe de la Casa Real. En la siguiente escena conoceréis el final de esta historia.
Entran los niños corriendo, si lo desean cantan de nuevo “A la orilla del agua” y se acercan a las flores aún adormiladas.
Los niños: ¡Hola! ( Las flores se despiertan sobresaltadas y se incorporan)
Flor-reina: ¡Ay! , ¡hola, chicos! ¡Nos habíamos quedado dormidas!
Flor-rey: (Desperezándose y colocándose bien la corona) ¡Qué sueño!
Sofía: Tenemos una importante noticia.
Flores: ¿Una noticia?
María: Es sobre el jefe de la Casa Real.
Flor-Maricruz: ¿Qué ha pasado con él?
Flor Marta: ¿Lo han despedido?
Flor-Miriam: ¿Lo han encarcelado?
Ernesto: No, sólo ha cambiado de profesión.
Flor-rey: ¿Y a qué se dedicará ahora?
Marcos: ( Riéndose) ¡Será el nuevo jardinero!
(Todos ríen)
Árbol-sabio: ¡Vaya!, Pues le obligaremos a que os deje bien arregladas para nuestros juegos y bailes.
Todos: ¡Eso,eso!
Música: “Florin Dance” ( Banda sonora de “The prince and the brigde”)
Todos bailan.

En Lora del Río a 21 de noviembre de 2.002

XII JORNADAS DE TEATRO Alumnos de 4º, 5º y 6º de Primaria
Lora del Río Colegio Nuestra Señora de las Mercedes.
(Sevilla) Lora del Río (Sevilla)

FICHA TÉCNICA

Título: EL SECRETO DE LAS FLORES.
Autor: Adaptación de un cuento de H.C. Andersen por M. Nuño del Valle, Dolores Macías Gómez y el Coordinador de esta representación.

Argumento: En los jardines de un castillo salían los niños(as) a jugar y divertirse. Las flores del jardín guardan un secreto y el Jefe de la Casa Real del castillo, otro. Los valores positivos de los niños(as) dejan al descubierto la ambición y el egoismo.

Fecha del inicio y periodicidad de los ensayos: Una vez semanal desde el 21 de noviembre de 2.002.
Fecha del Estreno: Día: 20 de junio a partir de las 21.30 h. Escenario: Patio del Centro.
Fecha del Reestreno: Día: 25 de junio a partir de las 22.30 horas. Escenario: Escuelas Nuevas.

Elenco:
PRESENTADOR Antonio Lira Garcé.
MARÍA: Ana María Rodríguez Rodríguez.
SOFÍA: Ana María Picó Cáceres.
ERNESTO: Francisco Aguilar Rueda.
MARCOS: Cándido Lahoz Recuero.
JEFE DE LA CASA REAL: Francisco José Baena Liñán.
FLOR-REY: Ángel Almansa Ramírez.
FLOR-REINA: Lucía Martín López.
FLOR-PRÍNCIPE: Jesús Pérez Sánchez.
FLOR-PRINCESA: Cristina Díaz Cañete.
FLOR-MARICRUZ: Mari Cruz Baeza Barrios.
FLOR-MARTA: Marta Medrano Pasadas.
FLOR-MIRIAM: Miriam Suárez Ruda.
ÁRBOL SABIO: José María Rodríguez Rodríguez.
Maquillaje y vestuario (figurinistas): Las madres respectivas.
Atrezzo o utillería: La utilizada personalmente por cada personaje: ( Coronas, joyas, espadas…)

Música: Fragmentos de “El aprendiz de brujo” de P. Dukas, “El cascanueces” de Tchaikousky, “ Florin dance” de The princess bride y la canción popular “ A la orilla del agua.

Equipo de Escenografía y Decorado: Todo el elenco.

Coordinador y apuntador: El padre de alumno José María Rodríguez Sorroche.
Lora del Río a 12 de junio de 2.003
MEMORIA DEL PROYECTO DE LA ACTIVIDAD
EXTRAESCOLAR: TEATRO “ EL MERCEDARIO”.
PERIODICIDAD: Una hora semanal a partir del 21 de noviembre, los jueves de 18 a 19
horas.
El resto de los detalles quedan resumidos en la siguiente ficha técnica., a la que sólo hay que añadir que la satisfacción de todas las personas implicadas ha sido óptima, al igual que el público que la ha presenciado.
XII JORNADAS DE TEATRO Alumnos de 4º, 5º y 6º de Primaria
Lora del Río Colegio Nuestra Señora de las Mercedes.
(Sevilla) Lora del Río (Sevilla)

FICHA TÉCNICA
Título: EL SECRETO DE LAS FLORES.
Autor: Adaptación del cuento de H.C. Andersen por M. Nuño del Valle, Dolores Macías Gómez y el Coordinador de esta representación.
Argumento: En los jardines de un castillo salían los niños(as) a jugar y divertirse. Las flores del jardín guardan un secreto y el Jefe de la Casa Real del castillo, otro. Los valores positivos de los niños(as) dejan al descubierto la ambición y el egoismo.
Fecha del inicio y periodicidad de los ensayos: Una vez semanal desde el 21 de noviembre de 2.002.
Fecha del Estreno: Día: 20 de junio a partir de las 21.30 h. Escenario: Patio del Centro.
Fecha del Reestreno: Día: 25 de junio a partir de las 22.30 horas. Escenario: Escuelas Nuevas.
Elenco:
PRESENTADOR Antonio Lira Garcé.
MARÍA: Ana María Rodríguez Rodríguez.
SOFÍA: Ana María Picó Cáceres.
ERNESTO: Francisco Aguilar Rueda.
MARCOS: Cándido Lahoz Recuero.
JEFE DE LA CASA REAL: Francisco José Baena Liñán.
FLOR-REY: Ángel Almansa Ramírez.
FLOR-REINA: Lucía Martín López.
FLOR-PRÍNCIPE: Jesús Pérez Sánchez.
FLOR-PRINCESA: Cristina Díaz Cañete.
FLOR-MARICRUZ: Mari Cruz Baeza Barrios.
FLOR-MARTA: Marta Medrano Pasadas.
FLOR-MIRIAM: Miriam Suárez Ruda.
ÁRBOL SABIO: José María Rodríguez Rodríguez.
Maquillaje y vestuario (figurinistas): Las madres respectivas.
Atrezzo o utillería: Aportada por cada personaje: ( Coronas, joyas, espadas…)
Música: Fragmentos de “El aprendiz de brujo” de P. Dukas, “El cascanueces” de Tchaikousky, “ Florin dance” de The princess bride y la canción popular “ A la orilla del agua.
Equipo de Escenografía y Decorado: Todo el elenco.
Coordinador y apuntador: El padre de alumno José María Rodríguez Sorroche.
Lora del Río a 25 de junio de 2.003

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s